Uno o Dos Toques

Bienvenido al blog donde nos divertimos hablando de fútbol

Real Madrid, que lo que no te mate te haga más fuerte

Acaban de eliminar al Real Madrid de lo más cerca que ha estado de conseguir su tan ansiada décima Champions. Y como hay demasiado ‘ruido’ quiero arpovechar mi espacio virtual para compartir con vosotros en lo que creo que el equipo blanco ha fallado.

Unas cosas se pueden corregir, otras son vicios adquiridos, pero entre todos deberían explicar más allá del arbitraje por qué el Madrid no ha superado al Barça.

Leer más

Cinco razones para entender el Barça 3 - United 1

Anoche se disputó la final de la Champions entre dos equipos tan poderosos como equilibrada se presentaba la pelea por llevarse el título. El partido tuvo al Barça como claro dominador casi desde el minuto diez, pero para llegar a este punto, me veo en la obligación de recoger cinco motivos que expliquen esa victoria aplastante:

El planteamiento de Ferguson: Se había hablado mucho sobre cómo iba a frenar el United al Barça y visto el once y el arranque del partido, parece el escocés se centró más en ‘dañar’ al Barça atacándole. Decisión de agradecer como espectador pero cuestionable a nivel profesional después de ver cómo han acabado los que trataron de llevar la iniciativa al Barça este año.

Hundimiento en el centro del campo: Fletcher era uno de los más mentados en la previa para acompañar a Park y Carrick y no lo hizo de inicio. El centro del campo del United, a partir del minuto 10, no fue impedimento para que Xavi, Iniesta y Busquets aparecieran para distribuir el juego con acierto y velocidad. Cuando Messi aparecía para crear la superioridad en la zona de tres cuartos, el peligro fue más que evidente. Ferdinand y Vidic se las veían con jugadas a cara o cruz que sacaron en la medida de lo posible. Indicativo el segundo gol. Messi recibe entre líneas solo, avanza unos metros sin oposición y chuta desde fuera del área sin presión alguna.

Delantera MVP: Así se conoce al tridente de gala culé y menudo partido que hizo. Messi ya hemos comentado que eligiendo con acierto cuando aparecer como cuarto centrocampista para crear superioridades y espacios para arrancar con el balón controlado, Villa abriendo bien el campo y desfondándose a tirar desmarques de ruptura que fijaban al flanco diestro de la zaga del United y Pedro haciendo lo propio, pero aprovechando muy bien las espaldas de Evra. Un gol de cada uno de ellos tras asistencia de cada uno de los centrocampistas. Perfecto.

'Chicharito' de problema a solución: La presencia del mexicano iba a suponer una preocupación por su fantástica lectura de la espalda de los centrales pero fue anulado perfectamente cayendo en fuera de juego en varias ocasiones. Si el internacional azteca no sumaba atacando, no iba a ser un problema ni a la hora de que el Barça construyera desde la defensa ni mucho menos ayudando en el centro del campo. Casi que el United jugó con uno menos.

El Barça ganó la batalla de las bandas: Valencia no creó peligro y fue más citado por sus faltas que por sus incursiones. Park se vio superado por un colosal Abidal mientras que Giggs, con una situación sobre el campo que todavía no acierto a entender, no fue preocupación para Alves, que también se hinchó a subir su banda. Sin desconectar a los mediocentros y sin tapar el juego por la banda de los culés, el United estaba a merced y a la espera de una ejecución rápida e indolora.

Bonus track:

  • Las parejas de centrales estuvieron soberbias (Piqué - Mascherano & Ferdinand -Vidic)
  • El Barça tiró desde fuera del área más que nunca en esta temporada
  • Partido tremendo de Wayne Rooney como segundo punta
En esos treinta minutos dijo lo que harían ellos y lo que teníamos que hacer nosotros. Lo clavó y lo hizo con tal intensidad que no hizo falta vídeo.
Manel Estiarte, Director de Relaciones Externas, sobre la charla de Guardiola antes de la final de Wembley

La resaca del United 8 - @Arsenal 2

La tarde-noche de ayer mi TL se colapsó de opiniones de todo tipo sobre el increíble resultado que deparó el duelo entre el Manchester United y el Arsenal. La histórica goleada con la que acabó el partido invitaba a reflotar viejos debates, sobre todo entorno al equipo que recibió el conjunto gunner.

No será la primera vez que os deje mis impresiones sobre Wenger, ayer, creo, se volvieron a dar los puntos para que mi opinión al respecto no cambien: acude a un partido con muchas bajas, tiene una plantilla muy corta y sobre todo con jugadores muy poco experimentados en este tipo de cruces y la sensación de que no sabe leer un partido. Esto último es a su vez su gran virtud: da igual el rival porque sabes que siempre jugará igual. 

Pero cuando hay tantas diferencias entre los dos equipos y hablamos de dos equipos que, por historial deben luchar por todo en lo que compitan, queda pocos argumentos reales con los que defender.

Tampoco, en este verano, he entendido bien el proyecto de Wenger, capaz de vender a sus dos mejores jugadores y seguir a día de hoy, repasando con detalle el mercado para ver a quién contrata para sustituirlos. Las llegadas hasta ahora responden poco al perfil de las grandes salidas. Si tenía en mente ceder en este apartado ¿Por qué no tener preparadas una o dos alternativas en el mercado?

Pero lo injusto es lo poco que se está valorando el partido y el futuro a corto plazo del United. No es un equipo que me genere muchas simpatías pero admiro profundamente la capacidad de modernizar la libreta de Ferguson. Casi todo lo contrario que Wenger, es capaz de armar equipos competitivos incluso con nombres no tan comerciales (aunque lejos quedó esa época ya). Este año parece que Wellbeck o Cleverly serán nombres que se tornarán habituales, pero la llegada de Ashley Young es una llamada a la vuelta definitiva y total al juego de bandas quizás en un segundo plano desde los primeros años de Cristiano Ronaldo.

Y luego está Rooney. Un jugador que me sorprende año a año. Pensaba en sus inicios que sería un gran delantero, después un referente en la posición de nueve, pero después de ver cómo se ha reinventado retrasando unos metros su posición le meto en un podio sin ordenar a día de hoy junto a Messi y Cristiano Ronaldo. Seguramente los goles ordenen ese podio, pero personalmente creo que deberíamos buscar algo más.

En resumen: Me da la sensación de que Wenger lleva unas temporadas siendo algo vanidoso, pensando que sólo con su ojo le basta para potenciar un equipo que debería aspirar a todo y que cuando cae, su buen juego justifica todo lo que se pierde. A mucha gente le vale, pero yo creo que cuando hablamos del máximo nivel se debe ser consecuente con los objetivos que se tienen y no un bohemio profesional.

El United sigue a lo suyo y encima con aroma a té de las cuatro. Veremos cuando llegue la Champions, la que suele colocar a cada uno en su sitio cómo va respondiendo.