Uno o Dos Toques

Bienvenido al blog donde nos divertimos hablando de fútbol

El Levante no se sabe vender

Le tengo muchísimo cariño al Levante. Un equipo que me ha descubierto muchísimas cosas en esto del fútbol y le sigo en corto. Consciente de su actual situación es difícil pedirle algo más que la permanencia cuando llega a Primera.

Pero he de reconocer que desde la salida de Villarroel el club está cubriendo con una increíble ‘performance’ deportiva la lamentable realidad instuticional. Aún así, hay algo que no me ha gustado nada.

Si por algo se está caracterizando en los últimos años el equipo granota es por, independientemente de que el juego acompañe o no, la entrega y la intensidad en cada partido y justo cuando mi equipo se ha cruzado con el Real Madrid ha renunciado a estas señas de identidad. Vale que hablo de uno de los mejores equipos del mundo, y es por eso por lo que me duele. Ya sabemos que no vamos a ganar, pero siendo el partido del año que todo el mundo va a ver, ¿por qué renunciar al estilo y a la manera de entender el fútbol?

Los mejores goles de la semana gracias a TVGolo

@huracanvalencia , nuevo equipo en la ciudad

Pocas entradas de esta bitácora podrás ver dedicadas a un equipo de Tercera División (quizás alguna para el Meliana, pero anda más abajo) pero creo que merece la pena daros a conocer a este nuevo equipo.

Se hizo oficial ayer, y si no fue así, sí que se hizo público que Valencia ya no será coto privado para Valencia CF y (mi) LevanteUD, también habrá sitio para el Huracán Valencia CF. Un equipo que ocupará la plaza en Tercera del Torrellano y que va a trabajar para ofrecer una escuela de fútbol de calidad en la misma ciudad.

¿Por qué dedicarle una entrada? Porque tengo la suerte de conocer a gente que está detrás del proyecto y creo que su ilusión es el mayor de sus patrimonios y que la pureza de sus intenciones es tal que choca en un fútbol de hoy en día tan movido por cualquier interés ajeno a lo que es el juego realmente.

Desde este rincón, la mayor de las suertes al Huracán. Ya os iré contando qué tal les va en su primera temporada de vida.

Cinco razones para estar preocupado por el @LevanteUD este año

El pasado martes fui invitado a ver el partido de presentación del Levante ante Peñarol. Más allá del odio que le tengo al carbonero y el amor que tengo por los granotas, quise ver, a grandes rasgos, las líneas maestras de este nuevo Levante. Y digo nuevo porque a pesar de seguir con el grueso de las últimas temporadas y haber dado retoques mínimos, ha perdido a sus dos principales activos deportivos y gracias a la nula cobertura de su pretemporada por parte de los medios locales, no había visto mucho del equipo. Verlo y en vivo, era una gran oportunidad… y no me gustó mucho.

Cierto es que Peñarol, que vino aquí como subcampeón de la Libertadores, no mostró nada que no hubiera visto durante su buena campaña pasada y me plantea la duda de cúantos equipos le jugarían al Levante como ellos le jugaron: con líneas muy retrasadas, dos puntas bastante descolgados y sin ninguna intención de querer llevar la iniciativa del juego.

Os dejo los motivos de preocupación y acierto que vi en este partido.

Salida del balón: Me llamó poderosamente la atención que durante la primera parte, Ballesteros y Nano se abrieran en el área en los saques de puerta. Querían sacar el balón jugado de inicio, bien, pero los laterales subían demasiado y ningún mediocentro se retrasaba para apoyar. Así, Peñarol dejó a sus dos puntas entre los centrales y ‘la línea de cuatro’ que formaban Pedro López, Farinós, Iborra y Juanfran ahogando la salida. Vamos, que el balón largo que no daba Munúa lo daba Ballesteros o Nano. En la segunda parte la cosa varió, claro que también Peñarol no agobiaba tanto en ese primer pase.

Bandas: Tenía y tengo bastantes esperanzas en el juego de bandas del equipo. Martínez alineó de inicio a Valdo por derecha y Wellington Silva por izquierda. No era mala opción, los dos son verticales. El brasileño jugó poco con Luis García y seguro que quiere demostrar, además su conducción y su técnica le deben servir para ser un jugador diferencial… pero no me acaba jugando en banda porque siempre la pide al pie. Ayudó en defensa y creo problemas a la zaga manya, pero siempre recibiendo al pie, eso hacía lento y previsible el ataque. Quizás de segunda punta o contra un rival menos cerrado pueda lucir más, pero Juanlu debe ser titular por sí te da esa variante del balón al espacio. Valdo, bueno, en su línea, abrió el campo, combinó con Pedro López y buscó línea de fondo, pero me preocupa que no tenga competencia en el puesto.

Referencia en ataque: Por la lesión de Aranda, Rafa Jorda jugó casi todo el partido como 9. Es una buena opción ya que el ex del Hércules tiene buenas maneras, pero no está aprovechado: Pivotó muy lejos del área cuando el equipo quiso salir rápido y en ataques más elaborados parecía alejarse de esa fase hasta el punto de estar demasiado desplazado para que la posesión de su equipo avanzara. Además sus pocos movimientos no ayudaban ya que la línea de tres que estaba detrás de él también estuvo muy estátitca. Aranda, si bien puede aportar más participación lejos del área, ofrece las mismas virtudes. La figura de un segundo punta se antoja como una buena opción para mejorar en este aspecto.

Centro del campo: Realmente me gustó que el peso lo llevara Farinós (el rato que jugó) y Barkero, primero como mediapunta y después como mediocentro. Xavi Torres entró por Farinós que se lesionó a los veinte minutos y mejor posicionalmente el trabajo del ex del Hércules. Me preocupa realmente que Iborra siga siendo la primera opción en la destrucción. Un jugador que pinta de esos que siguen a pies juntillas las órdenes del entrenador pero que, por más que nos vendan, se nota que no es un mediocentro al uso: acompaña la jugada y roba cuando su equipo crea una superioridad que, por supuesto, no es fruto de sus movimientos y fue incapaz de dar un pase correcto a más de dos metros. El año pasado Luis García lo usó con Caicedo y Rubén y función muy bien.

Sin variantes: Tanto con el empate como con la derrota provisional, el dibujo y el perfil de jugadores fue el mismo. Vale que la plantilla no es muy larga y que el partido era un amistoso, pero se echó en falta, aunque sea, la voluntad, la sangre de querer cambiar algo o de probar otras opciones. Quizás eso sea lo más preocupante de todo, que si el plan A no funciona, no parece haber un B.

Fuera caretas: los nuevos horarios de la @LigaBBVA

Queremos ver a nuestro equipo desde casa, que nos sale más económico el abonarnos al canal que al estadio. También queremos que nuestro equipo pueda acometer grandes contratataciones, jugadores de nivel que eleven la categoría del equipo y generen ilusión entre los aficionados.

Pedimos también espacios televisivos que hablen de nuestro equipo, más allá de los partidos que jueguen, conocer un poco el día a día y que nuestros amigos puedan verlo para que les digamos ‘ese es mi equipo’.

Nos quejamos de que nuestra Liga no esté tan bien organizada como la alemana o la inglesa. Que sólo dos equipos generen interés más allá de nuestras fronteras cuando en los torneos más potentes del Viejo Continente son más de dos los que son capaces de mover masas por un simple amistoso.

Hace un rato me enteré de los nuevos horarios de la Liga para esta temporada. Se ‘muere’ el clásico partido del domingo a las cinco de la tarde, entra en juego uno en ese mismo día a las diez de la noche y sobrevive el desterrado al lunes. No paro de leer comentarios ‘antisistema’ sobre esto: las teles mandan, la liga la organizan Barça y Madrid…

Sí, pero son esas teles las que pagan mucho dinero por retransmitir el fútbol en directo, el mismo dinero por el que la mitad de la Liga está peleando para igualar fuerzas y, más allá de o bueno o no que me parezca, es lícito y legítimo que pidan algo a cambio de su importante desembolso.

Nuestra querida Bundesliga tiene partidos los viernes, un día laborable, durante toda la temporada, y a lo largo de toda europa, con dos o tres excepciones, el grueso de la jornada se disputa siempre en horario de sobremesa. Campos llenos y entradas, por lo general, mucho más económicas que aquí.

Entiendo que un aficionado del Sporting, del Mallorca o del Levante, de los que van cada quince días al campo se queje. Le moleste organizar esa comida de fin de semana con la familia al son de que le marque la tele a su equipo y por supuesto jamás defenderé el horario de las 22:00 de los domingos. Pero llamaré demagogos a los que en su afán de consumir fútbol desde el sillón de su casa, se quejen por tener que programar el grabador digital a una hora en lugar de otra.