Uno o Dos Toques

Bienvenido al blog donde nos divertimos hablando de fútbol

Diseñando la Euro2012: Francia

Ando algo ansioso a la espera de que arranque la Eurocopa y he decidido compartir con vosotros algunas impresiones sobre varias de las selecciones que podrían optar al título final. 

Olvidaos de un análisis línea por línea o de descifrar qué podría pasar en los partidos de la fase de grupos para tratar de averiguar sus cruces. Sólo son sensaciones y ganas de ver cosas.

Quería comenzar con Francia, en agradecimiento a la segunda parte que jugó ayer ante Islandia, remontando un 0-2 y dejando buenos detalles.

Y es que el equipo desde que lo cogió Laurent Blanc ha ido dibujando una trayectoria ascendente, sin muchos episodios de brillo y quizás hasta con picos de sufrimiento, pero que haciendo una visión globalizada de su camino desde que se marchó por la puerta de atrás de Sudáfrica hasta que llegua a Polonia y Ucrania es como para que el aficionado galo se ilusione.

Benzema parece que adopta su rol de jugador decisivo y que debe liderar en su zona y Ribery llegará ‘muy fino’ a la Euro a pesar de una temporada decepcionante. Pero no estarán sólos. Una buena generación de jugadores con ambición se va a juntar unidos por un patrón por el que el seleccionador está peleando desde que llegó, dominar desde el balón y a través de la técnica. Quedan por ver cómo se acaban de ensamblar los automatismos que todo buen equipo necesita y sobre todo, resolver la ‘incógnita Gourcuff’ y ver si vuelve a ser algo parecido a lo que llegó a alcanzar con Blanc en Burdeos. Sería la guinda que colmaría un equipo con buen caudal ofensivo.

Pero también hay puntos interesantes partiendo del círculo central hacia su propia portería. Hacía tiempo que no veía a dos porteros de tanto nivel para un único puesto. Parece que Mandanda sería el elegido y su buen año lo justifica, pero ahí estará Lloris, peleando por la titularidad y creando una competencia sana y ejemplar para todas las demás posiciones.

El buen momento en el que va a llegar Debuchy invitan a pensar en que tal vez, de rubricar su temporada con una buena Euro, pueda comenzar el año en una gran Liga.

Y luego están Cabaye y M’Vila, dos jugadores que personalmente me gustan mucho aunque el segundo no haya tenido su mejor año.

Insisto, todo partiendo desde la técnica, algo que no todas las selecciones que veremos en la Euro podrán decir. ¿No es suficientemente atractivo?

Diseñando la Euro2012: España 2 - Francia 0

Al final quedo demostrado que los jugadores tenían más confianza en su juego que los analistas que andaban algo atemorizados con lo podía hacer una Francia que, dentro de su altísimo contraste, enseñó ayer su cara menos peligrosa, por culpa opino, de su planteamiento inicial.

Como es habitual, comparto con vosotros los puntos que a mi juicio fueron los que decantaron el partido.

Dobles bandas de Francia: Durante la previa esperábamos un partido de altísima circulación por bandas, donde ambos equipos concentran gran parte de su potencial, pero a horas del inicio del partido, se filtró lo que después se confirmó. Francia usaría doble lateral para tratar de frenar las incursiones hacia el interior de Iniesta y Silva sin regalar espacios a Alba y Arbeloa. Si bien el sistema no se puede clasificar como fracaso estrepitoso, presentó como rendido a Francia que poco balón tuvo y que menos salidas tenía con él.

La medida, a nivel psicológico, pareció también haber tocado a los jugadores que recibieron la modificación como un mensaje de miedo.

Alonso libre: Las preocupaciones de tapar las bandas y de tener vigilados a los mediaspuntas debía de dejar a algún jugador ‘libre’ y ese fue Xabi Alonso. El tolosarra en esta Eurocopa está yendo de más a mucho más y eligió una manera perfecta de celebrar su centenario como internacional dando sentido a un partido cómodo para él con dos goles. El primero de ellos puede ser muy simbólico ya que llega solo desde su posición inicial a la de rematador sin que nadie le estorbe.

¿Esperaría Del Bosque que Francia buscara tapar a sus lanzadores de ataque y ‘retrasó’ esa función para que la llevase Alonso?

Alba y Arbeloa: Blanc los tenía en cuenta como parte activa del ataque y no se equivocó. Los dos laterales subieron mucho y defendieron bien (aunque contaron con la ayuda de Sergio Busquets). Especial mención al lateral del Valencia que se comió a Debuchy y fue un dolor de cabeza hasta que el árbitro pitó el final.

Lo de Arbeloa es un caso diferente. Salta a la vista que no tiene el mismo trato técnico con la pelota que el resto de sus compañeros pero suple esa carencia con un ofrecimiento continuo creando siempre la incertidumbre al defensa de saber que quizás ‘no le pueda hacer un roto’ desde su zona pero siempre debe tenerlo vigilado.

Modificación de Francia desactivada: Blanc quiso naturalizar a su equipo con un 4-2-3-1 más cerca del planteamiento habitual con las entradas de Menez y de Nasri pero a parte de sumar una internacionalidad más poco más hicieron de valor. Quizás el jugador del City andara medio mosqueado con el mundo todavía y no jugara muy concentrado pero su compatriota del PSG no supo crear problemas a Alba. Giroud tuvo algo más de participación como hombre guía del balón largo pero sigue dejando claro que se molesta con Benzema y además perdió la partida ante Ramos. Desmontar el centro del campo partió al equipo y rindió definitivamente a Francia ante una España que se permitió el lujo de tocar y tocar para que pasara el tiempo.

Puntilla española: Hubo, eso sí, una reacción por parte de Del Bosque a los cambios de Blanc. Si ellos iban a tener más hombres de ataque y no se les iban a caer los anillos por buscarlos directamente los espacios que iban a dejar atrás los iban a aprovechar Pedro y Torres. Jugadores que ni necesitan contacto continuo con el baló y que sí que la piden al espacio. Francia no pudo entonar una heroica con lo que tenía España en ese momento: buenos pasadores y buenos receptores al espacio. Ocasiones tuvieron para hacer alguno más pero por suerte para Francia tanto Rami como Koscienly estuvieron rápidos en el corte.