Uno o Dos Toques

Bienvenido al blog donde nos divertimos hablando de fútbol

Último título ganado por el Arsenal: FA Cup de 2005 (un joven Cesc, Vieira, Bergkamp, Ljunberg, Ashley Cole, Lauren, Pires…). Ayer perdieron la final de la Carling ante el Birgmingham.

Último título ganado por el Arsenal: FA Cup de 2005 (un joven Cesc, Vieira, Bergkamp, Ljunberg, Ashley Cole, Lauren, Pires…). Ayer perdieron la final de la Carling ante el Birgmingham.

Cinco claves para entender el Man. City 1 - Tottenham 0

Partido clave para las aspiraciones de citizens y spurs en su lucha por esa cuarta plaza de Champions que el Liverpool ha puesto en juego. Un duelo cara a cara que olía a que se tenía que decidir por un resultado apretado como fue, pero que dejó algún apunte táctico que merece la pena reflejar:

Las ayudas en bandas: Fue el primer detalle que llamó la atención. Silva ayudando a Zabaleta para crear superioridad defensiva ante Lennon y no dejándole tanto espacio para batir en velocidad, mientras que Modric no bajaba tanto para ayudar a Rose con Adam Jonhson y encima, Micah Richards también se prodigaba en ataque, no es que sea un peligro con la pelota, pero su presencia, sus apariciones, generaban incomodidad.

El centro del campo de los spurs: Con la baja de Bale, Redknapp optó por trivote con Van der Vaart por delante. Jugándose lo que se jugaba quizás era un planteamiento demasiado prudente. Palacios y Sandro no son malos peloteros, pero no es su misión prioritaria. Modric perdió la batalla cuando Mancini potenció el mediocentro de los citizens con De Jong, Vieira y Toure por delante. Las conexiones entre sus cinco centrocampistas no fueron fluídas a pesar de tener la posesión y la iniciativa en el juego.

Crouch vs. Dzeko: El internacional inglés debía fijar a los defensores y ser la referencia para Lennon o los desplazamientos en largo para una segunda jugada, pero su poca movilidad al final acabó haciendo cómodo el trabajo de los centrales. Todo lo contrario pasó con el bosnio que supo ser referente, pero también volcarse a una banda u otra y bajar varios metros para sacar a los centrales de su zona de seguridad. Estos movimientos ayudaron mucho a la salida rápida por su ofrecimiento y los espacios que generaba.

Silva vs. Modric: Duelo de cerebros y, sin que el croata hiciera mal partido, doy por ganador al canario (hasta que Tévez le sustituyó). Tuvo incidencia en el juego donde hacía daño, conducía, movía al equipo y buscó ‘el último pase’ cuando ya jugaban a la contra y lo hizo todo con acierto. Luka, por su parte, empezó activo en zona de tres cuartos, pero el poderío físico del City en esa zona le fue empujando poco a poca al inicio de la jugada para poder tocar balón. Un pasador como Modric lejos de la zona donde ‘pasan cosas’ es menos peligroso.

La ‘comodidad’ del City: Seguro que alguno esperaba, aunque fuera por algún momento, que el equipo de Mancini se ‘desmelenara’. Esos pocos, perdieron la fe de ver un City desatado tras el primer gol. Con el increíble potencial ofensivo que tiene el equipo es hiriente para el aficionado ver como la actitud es tan defensiva aunque sea con una ventaja mínima y ante un rival que no ‘está muerto’. Ayer le salió bien, pero a lo largo del año le ha costado puntos que le han llevado a jugársela toda en un partido como el de esta noche.